Telf.: 911 124 598 / Mov.: 652 537 465
  • TELÉFONO 911 124 598 / 652 537 465
  • HORARIO De L a V de 9:00h a 19:00h
Macisa

Entradas

Es hora de pintar la casa pero ¿qué pintura es la más adecuada?

Hay diferentes tipos de pintura, con diferentes cualidades que deberíamos tener en cuenta a la hora de elegirla para pintar las paredes de casa, su composición, su resistencia al paso del tiempo por ejemplo. Hemos hablado con dos expertos en la materia que nos explican las características y aplicaciones de las pinturas y esmaltes más habituales.

Cómo elegir la pintura adecuada

Además del efecto estético que busquemos, hay muchos factores a considerar a la hora de pintar las paredes de la casa: desde el poder de cubrición de la pintura hasta su facilidad de aplicación, pasando por su resistencia al uso, si se trata de una pintura no lavable, si es adecuada para un espacio específico… Para ello, es importante conocer qué tipos de formulaciones tenemos a nuestra disposición y tener claras sus ventajas e inconvenientes.

Pintura plástica

Si bien las más habituales en decoración son las pinturas al agua, la elección de la pintura más adecuada depende de la superficie que queramos decorar o proteger. En el caso de las paredes, la pintura plástica es la más indicada para pintar una pared exterior porque se trata de un revestimiento con base agua sencillo de aplicar, que no huele, es muy cubriente, seca rápido, se aplica fácilmente, se limpia con agua y está disponible en una amplia gama de colores.

De hecho, las pinturas plásticas suelen aplicarse directamente en superficies como el cemento o el yeso y son las menos tóxicas”.

Las pinturas plásticas están disponibles en diferentes grados de brillo (pintura plástica supermate, mate, seda y satinado) y cada una de ellas tiene diferentes ventajas. “Las pinturas mate y supermate tienen un tacto ligeramente áspero, no brillan y ayudan a disimular las imperfecciones de la pared, lo que las convierte en el aliado perfecto para pintar paredes con desperfectos o irregulares. Las pinturas seda y las satinadas ofrecen un elegante acabado de tacto suave, más fino y brillante que las anteriores y son pinturas más lavables”.

Pintura al Temple

Fabricado a partir de una cola especial mezclada con yeso, la pintura al temple ha sido uno de los productos más tradicionalmente utilizados para pintar paredes hasta la aparición de las pinturas plásticas modernas.

“Es una pintura que se vende de dos formas: en polvo preparado para diluir en agua o ya mezclada con agua, en forma de pasta muy espesa, para ser aclarada”.

Entre las características más destacadas, la pintura al temple está indicada para superficies interiores de yeso o cemento porque no resiste bien el paso del tiempo y tiene poca adherencia, lo que hace que sea necesario aplicar en ocasiones un fijador previo. Se trata de una pintura de calidad baja que, tradicionalmente, se usaba en Andalucía para pintar las casas ya que, resiste peor en climas menos benignos.

Esmaltes acrílicos

Aunque los esmaltes se emplean sobre todo para el pintado de madera y metal –sobre los que dejan una capa de color sólido que cubre completamente–, las paredes interiores también se pueden pintar con este tipo de productos. En todo caso, se utilizan principalmente para el pintado de paredes de espacios comerciales, hoteles u hogares donde se busca un toque de sofisticación y larga duración. No se emplean tanto como las pinturas plásticas para el pintado de paredes debido a su coste más elevado, bajo rendimiento y la mayor dificultad de aplicación.

La principal ventaja del esmalte acrílico es su adecuación a todo tipo de superficies (hormigón, cemento, madera, metales…)”. A esta gran flexibilidad se une un secado rápido que ahorra mucho tiempo y su condición transpirable es muy recomendable para ambientes húmedos.

Esmaltes sintéticos

La pintura sintética es superior a la del resto por su dureza y resistencia al lavado. Se recomienda especialmente para uso en exterior porque al ser con base disolvente el aire se vuelve bastante tóxico y su limpieza es más complicada. Esto no quiere decir que no se pueda pintar paredes con esmaltes sintéticos, pero sí que hay que tomar ciertas precauciones extras.